Para imprimir: Use la función de imprimir de su navegador de Internet. Cierre esta ventana después de imprimir.

VIH: ¿Cuándo debería comenzar a tomar medicamentos antirretrovirales para la infección por VIH?
Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Comenzar a tomar medicamentos antirretrovirales en cuanto descubre que tiene VIH.
  • No comenzar a tomar medicamentos antirretrovirales en cuanto se entera de que tiene VIH. Realizarse análisis de sangre regulares para revisar sus niveles de VIH y su recuento de células CD4+.

Puntos clave para recordar

  • Cuando se toman tal como han sido recetados, los medicamentos antirretrovirales pueden prevenir el SIDA. Y pueden ayudarlo a mantener saludable el sistema inmunitario y ayudarlo a vivir más tiempo.
  • Los expertos médicos recomiendan que las personas comiencen tratamiento para VIH en cuanto se enteren de que están infectadas, especialmente las mujeres embarazadas y las personas que tienen o se hallan en riesgo de tener otros problemas de salud (como la hepatitis B).1, 2
  • Es posible que decida no comenzar el tratamiento de inmediato, especialmente si su recuento de CD4+ es mayor de 500.
  • Debe tomar el medicamento todos los días. Si no puede tomar su medicamento tal como se lo han recetado y omite dosis, el VIH podría volverse resistente al medicamento y más difícil de tratar.
  • Estos medicamentos pueden tener efectos secundarios graves. Algunas personas no tienen efectos secundarios o no les molestan los efectos secundarios. Es posible que otras personas necesiten cambiar sus medicamentos debido a los efectos secundarios.
  • Si está embarazada, los medicamentos pueden ayudar a impedir que su bebé en desarrollo contraiga el VIH.
  • Ya sea que usted comience o no el tratamiento, deberá realizarse análisis de sangre regulares para revisar sus niveles de VIH y su recuento de células CD4+.
PMCs

¿Qué es el VIH?

VIH es la sigla para virus de la inmunodeficiencia humana. La mayoría de las personas contraen VIH cuando tienen relaciones sexuales sin protección o cuando comparten agujas con otras personas que tienen el virus.

El virus ataca y debilita el sistema inmunitario, que es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones. El VIH infecta determinados glóbulos blancos que se llaman células CD4+. Si se destruyen o se debilitan demasiadas de estas células, el sistema inmunitario tiene menos capacidad para combatir las infecciones y las enfermedades.

La infección por el VIH puede provocar SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Las personas con SIDA tienen una cantidad muy baja de células CD4+ y contraen infecciones y algunos tipos de cáncer que rara vez se presentan en personas sanas. Estos pueden ser mortales.

Si se diagnostica el VIH antes de que se convierta en SIDA, los medicamentos pueden ayudar a mantener el sistema inmunitario fuerte y saludable. Con tratamiento, muchas personas con VIH pueden vivir mucho tiempo y llevar vidas activas.

¿Qué medicamentos se usan para tratar el VIH?

Una combinación de tres o más medicamentos antirretrovirales, que se llama terapia antirretroviral (ART, por sus siglas en inglés), es el principal tratamiento para el VIH. Puede retrasar el ritmo al cual se multiplica el virus, prevenir el SIDA y mantener su sistema inmunitario saludable.

La meta del tratamiento es reducir la cantidad de virus que usted tiene en el cuerpo de modo que ya no pueda detectarse en la sangre.

Existen varios medicamentos que con mayor frecuencia se combinan para tratar el VIH. Se clasifican en cinco grupos:

  • Los inhibidores nucleosídicos/nucleotídicos de la retrotranscriptasa, como tenofovir, emtricitabina y abacavir
  • Los inhibidores no nucleosídicos de la retrotranscriptasa (NNRTI, por sus siglas en inglés), como efavirenz, nevirapina y etravirina
  • Los inhibidores de la proteasa (PI, por sus siglas en inglés), como atazanavir, ritonavir y darunavir
  • Los inhibidores de la entrada, como enfuvirtida y maraviroc
  • Los inhibidores de la integrasa, como raltegravir

Los U.S. National Institutes of Health (Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos) recomiendan uno de los siguientes programas para personas que comienzan tratamiento para el VIH:3

  • Efavirenz + tenofovir + emtricitabina
  • Atazanavir reforzado con ritonavir + tenofovir + emtricitabina
  • Darunavir reforzado con ritonavir + tenofovir + emtricitabina
  • Raltegravir + tenofovir + emtricitabina

Actualmente, usted puede recibir algunos de estos medicamentos combinados en una pastilla. De modo que podría tomar de 1 a 4 pastillas al día. Los medicamentos pueden ayudar a estabilizar y a aumentar la cantidad de células CD4+ en el cuerpo. Y pueden prevenir el SIDA.

¿Qué tan bien funcionan estos medicamentos?

La terapia antirretroviral no cura el VIH. Pero las personas que toman estos medicamentos tal como se los han recetado:

  • Evitan desarrollar el SIDA, o se recuperan de los síntomas de SIDA y vuelven a tener una mejor salud.
  • Desarrollan menos afecciones, como neumonía y ciertos tipos de cáncer, que son comunes en las personas cuyo sistema inmunitario está débil. Estas se llaman infecciones oportunistas.
  • Tienen una disminución pronunciada en la cantidad de virus en el cuerpo, a menudo, hasta un nivel que no pueda detectarse en la sangre.
  • Tienen un recuento de células CD4+ estable o que aumenta.
  • Tienen menos probabilidades de que le transmitan VIH a una pareja sexual.

Para que el medicamento dé resultado, usted debe tomarlo todos los días. Si no puede tomar su medicamento tal como se lo han recetado y omite dosis, el VIH podría volverse resistente al medicamento y más difícil de tratar.

¿Cuáles son los efectos secundarios de los medicamentos antirretrovirales?

Los medicamentos antirretrovirales pueden tener efectos secundarios que a veces son graves. Si tiene efectos secundarios, hable con su médico de cómo reducirlos. Es posible que pueda cambiar la forma en que toma los medicamentos o cambiar a otros medicamentos que causen menos efectos secundarios para usted. La mayoría de las personas pueden encontrar una combinación de tratamiento para el VIH que funciona para ellos. Asegúrese de seguir tomando los medicamentos, debido a que estos ayudan a mantener el virus bajo control y a mantener saludable el sistema inmunitario.

Si no puede tomar su medicamento tal como se le ha recetado y omite dosis, el VIH podría volverse resistente al medicamento y más difícil de tratar.

Algunos efectos secundarios, como náuseas, podrían mejorar cuando su cuerpo se adapte a los medicamentos. Si tiene problemas para tomar sus medicamentos, hable con su médico. Existen medicamentos que usted puede tomar para tratar los efectos secundarios.

Los efectos secundarios de algunos medicamentos antirretrovirales podrían incluir:

  • Náuseas y vómito.
  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Dolor en el abdomen.
  • Problemas para dormir.

Determinados medicamentos antirretrovirales también podrían causar más problemas médicos graves, como una acumulación de ácido en la sangre y cambios en la forma en que su cuerpo almacena las grasas y utiliza el azúcar.

¿Por qué podría recomendarle su médico comenzar a tomar medicamentos antirretrovirales?

Los U.S. National Institutes of Health (Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. o NIH, por sus siglas en inglés) recomiendan que las personas comiencen tratamiento para VIH en cuanto se enteren de que están infectadas, especialmente las mujeres embarazadas y las personas que tienen o se hallan en riesgo de tener otros problemas de salud (como la hepatitis B).1

  • El tratamiento para VIH puede ayudar a mantener saludable su sistema inmunitario y a prevenir el SIDA.
  • Las mujeres embarazadas con VIH que toman medicamentos antirretrovirales ayudan a prevenir que sus bebés en desarrollo contraigan el VIH.
  • Las personas con VIH que están siendo tratadas por la infección tienen menos probabilidades de transmitir la infección a una pareja sexual.3, 4

2. Compare sus opciones

Comenzar a tomar medicamentos antirretrovirales No comenzar a tomar medicamentos antirretrovirales
¿Qué implica generalmente?
  • Desde ahora, usted toma pastillas todos los días.
  • Le hacen análisis de sangre cada cierta cantidad meses para revisar sus niveles de VIH y su recuento de células CD4+.
  • Le hacen análisis de sangre cada cierta cantidad meses para revisar sus niveles de VIH y su recuento de células CD4+.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Los medicamentos antirretrovirales pueden:
    • Prevenir el SIDA.
    • Hacer que sus síntomas sean menos graves.
    • Mantener saludable el sistema inmunitario y prevenir las infecciones graves y algunos tipos de cáncer.
    • Reducir su posibilidad de contagiar el VIH a otras personas.
    • Prolongar su vida.
  • No tiene que tomar pastillas todos los días.
  • Evita los efectos secundarios y el costo de los medicamentos.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Los posibles efectos secundarios incluyen:
    • Náuseas y vómito.
    • Diarrea.
    • Fiebre.
    • Fatiga.
    • Dolor de cabeza.
    • Mareos.
    • Dolor en el abdomen.
    • Problemas para dormir.
  • Los problemas más graves podrían incluir una acumulación de ácido en la sangre y cambios en la forma en que su cuerpo almacena las grasas y utiliza el azúcar.
  • Si no puede tomar su medicamento tal como le ha sido recetado y omite dosis, el VIH podría volverse resistente al medicamento y más difícil de tratar.
  • Los medicamentos pueden costar mucho.
  • Si el VIH no se trata en forma temprana, podría ser más probable que usted:
    • Contagie el VIH a otras personas.
    • Contraiga infecciones graves, algunos tipos de cáncer y SIDA. Y usted podría morir antes debido a estas enfermedades.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de comenzar a tomar medicamentos antirretrovirales

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Acabo de descubrir que tengo VIH. Me sentí horrorizada. Mi médico dijo que comenzar con el tratamiento ahora puede ayudarme a estar saludable por más tiempo. Igualmente, me preocupa tomar medicamentos todos los días, pero estos medicamentos parecen ser mi mayor esperanza de vivir para poder ver a mi hija crecer y casarse."

— Marla, 30 años

"Postergué los medicamentos para el VIH tanto como pude, pero cuando mi recuento de células CD4+ disminuyó a 500, decidí que era el momento de comenzar. Los medicamentos me hicieron sentir mareado y mal al principio, pero están ayudando a fortalecer mi sistema inmunitario. Me siento un poco mejor cada semana."

— Ted, 45 años

"Conozco a varias personas que se sentían bien, pero comenzaron la terapia antirretroviral y se sintieron realmente mal. En este momento no estoy listo para empezar a tomar medicamentos todos los días. No he descartado la idea de tomarlos más adelante, pero, por ahora, haré lo mejor que pueda para mantenerme saludable y valorar cada día que no me sienta mal."

— Greg, 38 años

"Cuando mi médico primero me dijo que tenía VIH, me sentí desolado. Pero sé que los medicamentos más nuevos tienen menos efectos secundarios que los antiguos, y las personas están recibiendo tratamiento en forma cada vez más temprana. Mi salud es importante para mí. Tomar los medicamentos puede ayudarme a mantenerme saludable y puede ayudar a evitar que mi pareja se contagia con el VIH."

— Miguel, 40 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos por los cuales tomar medicamentos antirretrovirales

Motivos por los cuales no tomar medicamentos antirretrovirales

Deseo hacer todo lo posible para evitar contraer el SIDA y para tener una vida larga y saludable.

No deseo comenzar a tomar medicamentos hasta que tenga que hacerlo.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me preocupa que podría contagiar el VIH a otras personas si no trato la infección.

No me preocupa la posibilidad de contagiar el VIH a otras personas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupan los efectos secundarios del tratamiento.

No creo poder manejar los efectos secundarios del tratamiento.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Tomar medicamentos antirretrovirales

NO tomar medicamentos antirretrovirales

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Si bien no tengo síntomas de VIH, es posible que igual necesite tomar medicamentos.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Eso es cierto. Los expertos recomiendan comenzar el tratamiento en cuanto sepa que usted tiene VIH, especialmente si está embarazada o si tiene o corre el riesgo de tener otros problemas de salud.

2. Los medicamentos antirretrovirales pueden ayudarme a mantenerme saludable y a prevenir el SIDA.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Eso es cierto. Cuando se toman tal como han sido recetados, los medicamentos antirretrovirales pueden prevenir el SIDA. Y pueden mantener saludable el sistema inmunitario y ayudarlo a vivir más tiempo.

3. Para que el medicamento dé resultado, debo tomarlo todos los días.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Eso es cierto. Debe tomar el medicamento todos los días. Si no puede tomar su medicamento tal como le ha sido recetado y omite dosis, el VIH podría volverse resistente al medicamento y más difícil de tratar.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

  • No

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

  • No

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

  • No

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Créditos y Referencias
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioE. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializadoPeter Shalit, MD, PhD - Internal Medicine

Referencias
Citas bibliográficas
  1. U.S. Department of Health and Human Services Panel on Antiretroviral Guidelines for Adults and Adolescents (2012). Guidelines for the Use of Antiretroviral Agents in HIV-1-Infected Adults and Adolescents. Available online: http://aidsinfo.nih.gov/contentfiles/lvguidelines/adultandadolescentgl.pdf.

  2. Thompson MA, et al. (2012). Antiretroviral treatment of adult HIV infection: 2012 recommendations of the International Antiviral Society—USA Panel. JAMA, 308(4): 387–402.

  3. U.S. Department of Health and Human Services Panel on Antiretroviral Guidelines for Adults and Adolescents (2011). Guidelines for the Use of Antiretroviral Agents in HIV-1-Infected Adults and Adolescents. Available online: http://www.aidsinfo.nih.gov/ContentFiles/AdultandAdolescentGL.pdf.

  4. Cohen MS, et al. (2011). Prevention of HIV-1 infection with early antiretroviral therapy. New England Journal of Medicine, July 18, epub ahead of print (doi:10.1056/NEJMoa1105243).


Nota: El "documento para imprimir" no contiene toda la información disponible en el documento en línea. Parte de la información (por ejemplo, referencias a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información.