Para imprimir: Use la función de imprimir de su navegador de Internet. Cierre esta ventana después de imprimir.

Cáncer: Cómo controlar el dolor asociado con el cáncer


Índice de Materias


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud.   Cáncer: Cómo controlar el dolor asociado con el cáncer

Tener cáncer no significa que usted deba vivir con dolor. El cáncer y algunos de sus tratamientos pueden causar dolor. Sin embargo, la mayoría de las personas que tienen cáncer pueden manejar bien el dolor.1

Puntos clave

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud.  ¿Cuál es la verdad sobre el dolor asociado con el cáncer?
Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud.  ¿Por qué es importante controlar el dolor asociado con el cáncer?
Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud.  ¿Cómo puedo controlar el dolor causado por el cáncer?
Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud.  ¿Dónde puedo obtener más información sobre el control del dolor?

¿Qué? - ¿Cuál es la información médica o los conceptos clave relacionados con la acción?  ¿Cuál es la verdad sobre el dolor asociado con el cáncer?

A veces, las personas intentan convivir con el dolor debido a que creen en algunos de estos mitos comunes:

Mito 1: El dolor es simplemente parte del cáncer.

Verdadero: El dolor puede controlarse casi siempre si colabora con su médico para crear un plan de tratamiento adecuado para usted.

Mito 2: Es mejor esperar la mayor cantidad de tiempo posible entre las dosis de analgésicos.

Verdadero: El analgésico da mejor resultado si usted se adelanta a su dolor. Esto significa no retrasar el tratamiento hasta que el dolor empeore. Si deja que el dolor empeore, puede ser más difícil controlarlo.

Mito 3: Los analgésicos actúan de la misma manera para todos.

Verdadero: Existen varios tipos de analgésicos. Se administran en diferentes cantidades a diferentes personas. Y se administran de diferentes maneras (por ejemplo, como pastillas que usted traga o como un parche que se pega a la piel). Su médico trabajará con usted para encontrar un plan que le ayude a controlar su dolor.

Mito 4: Los médicos están muy ocupados. No debería molestar a mi médico con mis problemas de dolor.

Verdadero: Existe una razón por la cual usted está teniendo ese dolor, y su médico necesita conocerla. Hablar con su médico acerca de su dolor y acerca de qué tratamiento da resultado o no es una parte importante de su plan de tratamiento. También es importante para su bienestar.

Mito 5: Si me quejo de mi dolor, significa que soy débil. Mi médico y mi familia no me respetarán si no soy fuerte.

Verdadero: Informar a su médico acerca de su dolor no significa que usted sea débil. Significa que está siendo honesto con su médico. Le está brindando información importante a su médico. Ninguna persona con cáncer siente lo mismo que otra en iguales condiciones. No se compare con los demás.

Mito 6: Si tomo medicamentos fuertes, como morfina, me volveré adicto.

Verdadero: La adicción a los analgésicos es rara si no ha tenido problemas de adicción en el pasado y si toma sus medicamentos según las indicaciones del médico. Cuando ya no necesite estas medicinas, su médico reducirá poco a poco la cantidad que está tomando hasta que su cuerpo ya no necesite la medicina.

Mito 7: Si tomo un analgésico fuerte antes de que realmente lo necesite, quizás no me ayude cuando el dolor empeore.

Verdadero: Es mucho mejor tratar el dolor apenas empieza a sentirlo, antes de que empeore. Si bien gradualmente podría necesitar más medicamento, rara vez esto es un problema.

Evalúe su conocimiento

  1. Los analgésicos opiáceos son medicamentos fuertes que sólo deberían utilizarse como último recurso o cuando las personas están cerca de la muerte.

    1. Verdadero.

      Esta respuesta es incorrecta.

      Los analgésicos opiáceos, como la morfina, son eficaces para un nivel de dolor asociado con el cáncer de moderado a grave. Muchas personas los utilizan durante meses o incluso durante años para aliviar el dolor.

    2. Falso

      Esta respuesta es correcta.

      Los analgésicos opiáceos, como la morfina, son eficaces para un nivel de dolor asociado con el cáncer de moderado a grave. Muchas personas los utilizan durante meses o incluso durante años para aliviar el dolor.


  2. Es mejor esperar la mayor cantidad de tiempo posible antes de tomar analgésicos.

    1. Verdadero.

      Esta respuesta es incorrecta.

      Los analgésicos dan mejores resultados cuando los toma apenas siente dolor. Si espera hasta que el dolor empeore, puede llevar algún tiempo volver a controlar su dolor.

    2. Falso

      Esta respuesta es correcta.

      Los analgésicos dan mejores resultados cuando los toma apenas siente dolor. Si espera hasta que el dolor empeore, puede llevar algún tiempo volver a controlar su dolor.


¿Por qué? - ¿Por qué es importante tomar medidas?  ¿Por qué es importante controlar el dolor asociado con el cáncer?

El dolor asociado con el cáncer puede reducir la calidad de vida si no se trata. El dolor no tratado podría hacer que usted se sienta:

Controlar su dolor asociado con el cáncer puede ayudarle a:

Evalúe su conocimiento

  1. El cáncer y el tratamiento para el cáncer no deberían impedirle disfrutar de la comida y de sus amigos.

    1. Verdadero.

      Esta respuesta es correcta.

      Una de las metas del tratamiento para el cáncer es controlar el dolor y las molestias para que pueda mantener su calidad de vida, lo que incluye disfrutar de la comida y de sus amigos.

    2. Falso

      Esta respuesta es incorrecta.

      Una de las metas del tratamiento para el cáncer es controlar el dolor y las molestias para que pueda mantener su calidad de vida, lo que incluye disfrutar de la comida y de sus amigos.


¿Cómo? - Conozca los pasos necesarios para tomar medidas.  ¿Cómo puedo controlar el dolor causado por el cáncer?

Lleve un registro de su dolor y de sus tratamientos

Su médico necesita toda la información que le pueda brindar acerca de cómo es su dolor. Su médico necesita saber si su tratamiento está dando resultado o no. Podría resultar más fácil brindarle información a su médico si la anota. Use un diario para clasificar su dolor. Anote qué medicamentos está tomando y cuán buenos son sus resultados. Anote cualquier otro método que esté usando para controlar el dolor.

Preste atención a los detalles del dolor para poder informárselos a su médico. ¿Arde? ¿Palpita? ¿Continuo? ¿Cuánto dura? Lleve su información escrita y sus preguntas cuando consulte a su médico.

Use un calendario o un diario de control del dolor para llevar un registro de su tratamiento. Anote cuán fuerte es el dolor y cuándo aparece y desaparece. La mayoría de los médicos utilizan una escala de "0 a 10" para medir el dolor. En esta escala, "0" significa sin dolor y "10" significa el peor dolor posible.

Es fácil confundir los medicamentos cuando siente dolor y está buscando algo que le ayude a sentirse mejor. Es posible que tenga recetas médicas de más de un médico. Llevar un registro de medicamentos por escrito puede ayudarles a usted y a sus médicos a trabajar en equipo.

Adelántese a su dolor

El dolor será más difícil de controlar si deja que empeore antes de tomar su medicamento. Aproveche al máximo sus analgésicos siguiendo estas reglas:

Maneje los efectos secundarios

Los analgésicos podrían causar efectos secundarios. Por ejemplo, los analgésicos opiáceos pueden causar somnolencia, estreñimiento, náuseas y vómito. Algunos medicamentos antiinflamatorios, inclusive la aspirina, pueden causar malestar o sangrado estomacales. Antes de comenzar a tomar un medicamento, pregúntele a su médico sobre los posibles efectos secundarios.

Hay algunas medidas que puede tomar para manejar determinados efectos secundarios.

Pruebe con medicina complementaria

Medicina complementaria es el término que se utiliza para una gran variedad de prácticas de atención médica que se pueden usar junto con el tratamiento médico estándar o en su lugar. Si usa una o más de estas prácticas, es posible que pueda tomar una dosis más baja de analgésicos.

La mayoría de estas terapias no han estado sujetas al mismo grado de riguroso examen científico de seguridad y eficacia por el que deben pasar los tratamientos médicos estándares antes de ser aprobados en los Estados Unidos. Asegúrese de hablar con su médico sobre qué terapias podrían ser mejores para usted.

Terapias conductuales

Fisioterapias

Otras terapias

Para más información sobre estas terapias, vea el tema Medicina complementaria.

Evalúe su conocimiento

  1. Es importante llevar un registro de cómo se siente el dolor y cuándo mejora o empeora.

    1. Verdadero.

      Esta respuesta es correcta.

      El dolor puede ser causado por muchas cosas. Informar a su médico exactamente cómo, dónde y cuándo ocurre el dolor facilita más el control del dolor.

    2. Falso

      Esta respuesta es incorrecta.

      El dolor puede ser causado por muchas cosas. Informar a su médico exactamente cómo, dónde y cuándo ocurre el dolor facilita más el control del dolor.


  2. Es importante recurrir a medicamentos para tratar el dolor y no intentar otros métodos, como la hipnosis.

    1. Verdadero.

      Esta respuesta es incorrecta.

      Los tratamientos complementarios para el dolor, como la hipnosis, la biorretroalimentación y la acupuntura, son aceptados como terapias útiles para las personas que tienen cáncer. Algunas personas pueden usar menos analgésicos mediante el uso de terapias complementarias.

    2. Falso

      Esta respuesta es correcta.

      Los tratamientos complementarios para el dolor, como la hipnosis, la biorretroalimentación y la acupuntura, son aceptados como terapias útiles para las personas que tienen cáncer. Algunas personas pueden usar menos analgésicos mediante el uso de terapias complementarias.


¿Dónde? - Otros recursos y organizaciones que lo pueden ayudar a tomar medidas.  ¿Dónde puedo obtener más información sobre el control del dolor?

Hable con su médico acerca de su dolor y de lo que siente por tener cáncer. Su médico puede responder sus inquietudes y remitirle, cuando sea necesario, a organizaciones que pueden ofrecer apoyo e información. También puede comunicarse con la oficina local de la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) para que le ayuden a encontrar un grupo de apoyo. Hablar con otras personas que tienen cáncer y que, posiblemente, tengan sentimientos similares puede ser útil.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Cancer Institute (2013). Pain PDQ – Patient Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/supportivecare/pain/Patient.

  2. National Comprehensive Cancer Network (2013). Adult cancer pain. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology, version 1.2013. Available online: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/pain.pdf.

Créditos para Cáncer: Cómo controlar el dolor asociado con el cáncer

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Michael Seth Rabin, MD - Medical Oncology
Última revisión 11 septiembre, 2013

Nota: El "documento para imprimir" no contiene toda la información disponible en el documento en línea. Parte de la información (por ejemplo, referencias a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información.