Para imprimir: Use la función de imprimir de su navegador de Internet. Cierre esta ventana después de imprimir.

Cáncer de testículo: ¿Qué tratamiento debería realizarme para tratar el cáncer de testículo no seminoma en etapa I después de mi cirugía?
Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Obtenga los hechos

Sus opciones

Para la mayoría de los hombres que deben afrontar el cáncer de testículo, la cirugía para extirpar el testículo es el primer tratamiento. Después de la cirugía, usted y su médico deben decidir qué acción hay que tomar. Para tratar el cáncer de testículo no seminoma en etapa I, estas son sus opciones:

  • Probar la vigilancia. Esto significa seguir un cronograma de chequeos y pruebas regulares.
  • Recibir quimioterapia. Puede destruir cualquier célula cancerosa que haya quedado.
  • Operarse para extirpar los ganglios linfáticos en la pelvis y en la parte baja de la espalda.

Esta ayuda para tomar una decisión es para el cáncer de testículo no seminoma en etapa I. La decisión de tratamiento para el cáncer de testículo seminoma en etapa I es diferente.

Puntos clave para recordar

  • El cáncer de testículo es altamente curable.
  • La cirugía de ganglios linfáticos y la quimioterapia son las formas más seguras de evitar que el cáncer reaparezca. Pero la cirugía y la quimioterapia tienen riesgos y efectos secundarios. La vigilancia le permite evitar estos riesgos y efectos secundarios o, al menos, le permite posponerlos durante un tiempo.
  • Alrededor de 70 de cada 100 hombres que eligen la vigilancia después de operarse de un cáncer no seminoma se han curado con la cirugía y no necesitan un futuro tratamiento. Esto significa que alrededor de 30 de esos 100 hombres sí necesitan tratamiento más adelante.1
  • Para la vigilancia, debe estar dispuesto a realizarse chequeos y pruebas frecuentes. Sin este seguimiento minucioso, si el cáncer reaparece, es posible que no se detecte hasta que se haya propagado y sea más difícil de tratar.
  • Si no le agrada la opción de vigilancia pero le preocupa que otros tratamientos pudieran hacerle daño a su fertilidad, pregúntele a su médico acerca de guardar su semen en un banco de semen antes del tratamiento.
PMCs

¿Qué es el cáncer de testículo no seminoma en etapa I?

Existen dos tipos principales de cáncer de testículo: seminomas y no seminomas. Los seminomas pueden tratarse con quimioterapia o radiación. Pero la radiación no da buenos resultados en los no seminomas. Además, las células no seminomas tienen más probabilidades de propagarse a los pulmones, al hígado y al cerebro.

"Etapa I" significa que el cáncer no parece haberse propagado. Algunos tipos de cáncer en etapa I de hecho se han propagado a los ganglios linfáticos de la parte baja de la espalda, pero no se pueden ver.

Tanto los seminomas como los no seminomas se curan muy a menudo, especialmente si se detectan y tratan en forma temprana. En comparación con otras formas de cáncer, el cáncer de testículo —incluso cuando se ha propagado a otras partes del cuerpo— tiene una tasa de curación muy alta.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el cáncer de testículo no seminoma en etapa I?

El primer tratamiento es la cirugía para extirpar el testículo. Después de eso, la mayoría de los hombres tienen tres opciones: vigilancia, quimioterapia y cirugía de ganglios linfáticos. Alrededor de 30 de cada 100 hombres que optan por la vigilancia necesitarán tratamiento adicional. Pero cualquiera de las tres opciones curará el cáncer en aproximadamente 99 de cada 100 hombres con cáncer no seminoma.1

Vigilancia

Vigilancia significa que su médico le vigila de cerca, pero no recibe más tratamiento.

Durante los primeros años, usted se realiza exámenes, radiografías de pecho y análisis de sangre en forma regular, así como tomografías computarizadas (CT, por sus siglas en inglés). Puede resultarle difícil ir al consultorio del médico tan a menudo. A menos que su cáncer reaparezca, la cantidad de chequeos y pruebas disminuirá gradualmente durante el transcurso de los siguientes 10 años.

Con la vigilancia, es posible que pueda evitar los riesgos y los efectos secundarios de la cirugía de ganglios linfáticos o de la quimioterapia. Alrededor de 70 de cada 100 hombres con cáncer no seminoma que eligen la vigilancia no necesitan tratamiento adicional en el futuro. Esto significa que alrededor de 30 de esos 100 hombres sí necesitan tratamiento más adelante.1

Incluso cuando el cáncer se detecta después de un período de vigilancia, a menudo es fácil curarlo si se detecta en forma temprana. Debido a esto, muchos médicos consideran razonable que algunos hombres elijan la vigilancia.

Quimioterapia

La quimioterapia es el uso de medicamentos muy fuertes para destruir las células cancerosas. La quimioterapia más común para el cáncer de testículo no seminoma se llama terapia combinada con cisplatino. Utiliza varios medicamentos diferentes.

Por lo general, la quimioterapia se administra a una dosis baja, por lo que los efectos secundarios a largo plazo son poco frecuentes.

Cirugía de ganglios linfáticos

El nombre completo de esta cirugía es disección de los ganglios linfáticos retroperitoneales o RPLND, por sus siglas en inglés. Es una cirugía para extirpar los ganglios linfáticos en la parte baja de la espalda y en la pelvis. Estos ganglios linfáticos pueden contener cáncer.

Durante las primeras etapas del cáncer de testículo no seminoma en etapa I, puede ser muy difícil saber si estos ganglios linfáticos tienen cáncer sin extirparlos. En el pasado, esto solía causar esterilidad. Los métodos modernos con preservación de los nervios han reducido en gran medida las probabilidades de esterilidad.

¿Cuáles son los riesgos de la vigilancia?

Tal vez el mayor riesgo de elegir la vigilancia esté relacionado con omitir sus pruebas y exámenes de seguimiento. Sin pruebas ni chequeos regulares, es posible que no se detecte que ha reaparecido el cáncer hasta que se propague más allá de los ganglios linfáticos y sea más difícil de curar. Si elige la vigilancia, es muy importante que siga estrictamente el cronograma de pruebas y de exámenes de su médico.

Cuando el cáncer de hecho reaparece durante la vigilancia, por lo general no se ha propagado más allá de los ganglios linfáticos en la parte baja de la espalda y en la pelvis. Generalmente puede tratarse en forma exitosa cuando se ha seguido cuidadosamente el cronograma de pruebas.

¿Cuáles son los riesgos de la quimioterapia?

La quimioterapia para el cáncer de testículo ha causado esterilidad permanente en algunos hombres. Como la mayoría de los hombres a los que se les diagnostica este cáncer tienen menos de 35 años, es importante considerar esto cuando se elige qué tratamiento usar.

Algunos hombres aún precisan cirugía después de la quimioterapia para extraer tejido dañado o el cáncer que quede. En esos casos, no siempre es posible para el cirujano usar los métodos con preservación de los nervios que reducen en gran medida las probabilidades de esterilidad.

Los hombres que van a recibir quimioterapia deben guardar su semen en un banco de semen con anticipación si desean tener hijos en el futuro. Hable con su médico acerca de cualquier inquietud de fertilidad que pudiera tener.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Muchos hombres no tienen problemas con los efectos secundarios de la quimioterapia. A otros hombres les causa muchos problemas. Si tiene problemas, su médico puede usar otros medicamentos para ayudarle a sentirse mejor.

Algunos efectos secundarios comunes a corto plazo incluyen:

  • Náuseas y vómito.
  • Debilitamiento o caída del cabello.
  • Llagas en la boca.
  • Diarrea.
  • Una mayor probabilidad de hemorragia e infección.

La quimioterapia usada para el cáncer de testículo también se ha relacionado con efectos secundarios graves a largo plazo. Pero estos no son comunes. Estos efectos secundarios pueden incluir:

  • Presión arterial alta.
  • Aumento en los niveles de colesterol.
  • Daño en los riñones, en el corazón y en los pulmones.
  • Mayor riesgo de otros tipos de cáncer, como leucemia.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de ganglios linfáticos?

Los riesgos y los efectos secundarios de la cirugía de ganglios linfáticos para el cáncer de testículo incluyen:

  • Ascitis quilosa. En esta afección, se acumulan líquidos dentro del abdomen. Esto puede causar dolor abdominal y dificultar la respiración.
  • Linfedema. Es una acumulación de líquido que causa hinchazón en los brazos, las piernas y los genitales.
  • Sangrado.
  • Embolia pulmonar. Es una obstrucción repentina del flujo de sangre en los pulmones.

Problemas de fertilidad después de la cirugía

Los hombres que se operan los ganglios linfáticos pueden terminar con un daño en los nervios que causa eyaculación retrógrada. Esto significa que el semen fluye hacia la vejiga en lugar de salir a través del pene. Esto hace que no pueda tener hijos.

En la mayoría de los casos, los hombres con eyaculación retrógrada no tienen problemas de erección ni problemas para disfrutar del sexo.

Los métodos con preservación de los nervios han disminuido en gran medida el riesgo de eyaculación retrógrada. La cirugía con preservación de los nervios podría ser más difícil o imposible para los hombres que han recibido quimioterapia. Hable con su médico para saber si la cirugía con preservación de los nervios es una opción para usted.

Riesgos generales de la cirugía

Como cualquier cirugía mayor, los riesgos incluyen:

  • Dolor después de la cirugía. Su médico podría recetarle analgésicos (medicamentos para el dolor) o indicarle que pruebe analgésicos de venta libre.
  • Reacciones a la anestesia o a los medicamentos.
  • Infección.
  • Sangrado.

2. Compare sus opciones

Probar la vigilanciaRecibir quimioterapia
¿Qué implica generalmente?
  • Usted se realiza chequeos, radiografías, análisis de sangre y CT frecuentes durante los primeros años.
  • Necesitará chequeos y pruebas con menos frecuencia a medida que pasen los años y su cáncer no reaparezca.
  • Por lo general, el medicamento de quimioterapia se inyecta en una vena de la mano o del brazo. Este método se llama IV.
  • Es posible que reciba quimioterapia durante una hospitalización, en una clínica o en una unidad de pacientes ambulatorios en el hospital.
  • Recibirá tratamientos en el transcurso de 3 meses.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Más de 99 de cada 100 hombres que optan por la vigilancia se curan. Pero 30 de cada 100 hombres necesitarán tratamiento adicional.1
  • Más de 99 de cada 100 hombres que reciben quimioterapia se curan.1
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Puede resultar difícil seguir el largo e intenso cronograma de chequeos y pruebas que se necesitan con la vigilancia.
  • Con la vigilancia, es más probable que el cáncer recurra.
  • Los efectos secundarios de la quimioterapia pueden incluir náuseas y vómito, caída del cabello, llagas en la boca y diarrea.
  • Es posible que necesite cirugía para extraer tejido dañado o el cáncer que quede después de la quimioterapia.
  • La quimioterapia puede causar problemas de salud graves a largo plazo, incluidos cánceres secundarios, pero esto no es común. Es posible que estos tipos de cáncer no aparezcan hasta muchos años después del tratamiento.
  • La quimioterapia causa esterilidad en algunos hombres.
Realizarse cirugía de ganglios linfáticos
¿Qué implica generalmente?
  • Si se realiza una cirugía, el médico hace una incisión larga en el abdomen, desde el esternón hasta el hueso púbico.
  • Durante la operación, usted está dormido.
  • Por lo general, la estadía en el hospital es de 4 a 8 días para la cirugía.
  • La recuperación de la cirugía tarda de 6 a 12 semanas.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Más de 99 de cada 100 hombres que se operan los ganglios linfáticos se curan.1
  • Usted puede evitar recibir quimioterapia.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Incluso con técnicas con preservación de los nervios, algunos hombres quedarán estériles después de la cirugía.
  • La cirugía con preservación de los nervios no es posible para algunos hombres.
  • Como todas las cirugías mayores, la cirugía de ganglios linfáticos tiene riesgos, incluyendo infección, hemorragia y coágulos de sangre.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la elección de RPLND (cirugía de ganglios linfáticos), quimioterapia o vigilancia para el cáncer no seminoma en etapa I

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Como soy ciclista, pensé que la hinchazón en mi testículo probablemente se debía a un exceso de entrenamiento. Pero mi esposa me hizo ir al médico para revisarlo. Qué bueno que lo hice, porque el médico me dijo que tenía cáncer no seminoma en etapa I. Debido a que lo detecté en etapa temprana y mi pronóstico era bueno, me dieron las opciones de quimioterapia, cirugía RPLND o vigilancia. En ese momento, pasaba mucho tiempo viajando para competir en carreras, así que decidí que realmente no tenía tiempo para realizarme todos los chequeos y las pruebas relacionados con la vigilancia. Y no me sentía cómodo con someterme a quimioterapia, por lo que elegí la RPLND. Después de la RPLND, tuve algunos problemas de retención de líquidos en las piernas y dolor posoperatorio, que desde entonces han mejorado. He podido reanudar mi carrera de ciclista. Además, mi médico dice que no tengo cáncer, por lo que no me arrepiento."

— Juan, 28 años

"Después de que superé el shock de mi diagnóstico, hablamos sobre mis opciones de tratamiento. Mi médico me dijo que, como habíamos detectado el cáncer en una etapa temprana, tenía que decidir qué opción de tratamiento era mejor para mí. Después de conversarlo con mi esposa, elegimos la RPLND. También pensamos que el estrés de la vigilancia sería simplemente demasiado para nosotros, especialmente porque tenemos un niño pequeño y nos gustaría tener otro. Mi médico afirma que después de 2 años sigo sin tener cáncer, pero la cirugía me dejó estéril. Aunque guardé semen en un banco de semen antes de la cirugía, hay una parte de mí que desea haber considerado más la vigilancia."

— Lorenzo, 37 años

"Cuando mi médico me dijo que tenía cáncer de testículo, me sentí devastado. Decidí que haría todo lo posible para combatir esta enfermedad. Después de hablarlo con mi médico, decidí recibir quimioterapia. Sabía que había una posibilidad de que no la necesitara, pero quería terminar con esto lo antes posible para poder continuar con mi vida. Debido a que mi cáncer estaba en una etapa temprana, el programa de quimioterapia no era muy intensivo. Y los efectos secundarios casi no se notaban. Eso fue hace un año, y me siento genial. Sé que tomé la decisión correcta para mí."

— Michael, 31 años

"Al principio, no podía creer lo que me estaba diciendo el médico. ¿Cómo es posible que yo tenga cáncer? Pensaba que era demasiado joven para algo como eso. Después de atravesar un período de negación y enojo, decidí que haría todo lo que pudiera para combatirlo. Mi médico dijo que tenía suerte porque lo había detectado en una etapa temprana. Después de una orquiectomía, me dijeron que podía elegir entre cirugía para extirpar los ganglios linfáticos de la pelvis, recibir quimioterapia o probar la vigilancia. Decidí que esperaría para ver si mi cáncer había desaparecido antes de realizar otro tratamiento. Soy joven y no me gusta la idea de realizarme una cirugía mayor o recibir quimioterapia si no es necesario, especialmente porque pueden causar otros problemas más adelante. A veces ha sido difícil cumplir el cronograma de seguimiento. Pero ya ha pasado más de un año, y el médico dice que sigo sin tener cáncer, así que creo que ha valido la pena."

— Sam, 20 años

"Después de recibir un diagnóstico de cáncer no seminoma en etapa I, decidí probar un programa de vigilancia después de mi orquiectomía. Realicé todas mis citas de seguimiento y estaba seguro de que mi cáncer se había ido para siempre. Bueno, alrededor de 8 meses después de comenzar el programa, descubrimos que mi cáncer se había propagado a los ganglios linfáticos en la pelvis. Ahora mi médico me dice que voy a necesitar la cirugía de cualquier modo y también podría necesitar quimioterapia para curar mi cáncer. No puedo creer que el cáncer haya regresado. Pero mi médico dice que tengo muy buenas probabilidades de curarme. Espero que tenga razón."

— David, 33 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Me preocupa que si recibo tratamiento, es posible que no pueda tener hijos.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Estoy dispuesto a soportar la posibilidad de no tener hijos si esto significa que mi cáncer se curará para siempre.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Un largo cronograma de chequeos y pruebas regulares durante la vigilancia valdrá la pena si eso significa que no tendré que recibir otro tratamiento.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Quiero evitar la quimioterapia.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Quiero evitar la cirugía.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Mis otros motivos importantes:

No es importante
Algo importante
Muy importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Vigilancia

NO usar vigilancia

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

Quimioterapia

NO recibir quimioterapia

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

Cirugía

NO hacerme una cirugía

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. La vigilancia, ¿simplemente significa realizarse una prueba especial durante su chequeo anual?

  • No
  • No estoy seguro.
Es correcto. Si elige la vigilancia, debe estar dispuesto a seguir un cronograma intenso de chequeos y pruebas frecuentes.

2. ¿Es cierto que la cirugía de ganglios linfáticos y la quimioterapia son las maneras más seguras de evitar que el cáncer reaparezca?

  • No
  • No estoy seguro.
Eso es correcto. La cirugía de ganglios linfáticos y la quimioterapia tienen tasas de curación muy altas.

3. Si le preocupa que la quimioterapia o la cirugía podrían dejarlo estéril, ¿puede guardar su semen en un banco de semen con anticipación?

  • No
  • No estoy seguro.
Eso es correcto. Si le preocupa que el tratamiento podría dejarlo estéril, puede guardar su semen en un banco de semen con anticipación.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

  • No

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

  • No

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

  • No

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Créditos y Referencias
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioE. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializadoChristopher G. Wood, MD, FACS - Urology, Oncology

Referencias
Citas bibliográficas
  1. National Cancer Institute (2012). Testicular Cancer Treatment PDQ—Health Professional Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/testicular/HealthProfessional.


Nota: El "documento para imprimir" no contiene toda la información disponible en el documento en línea. Parte de la información (por ejemplo, referencias a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información.